Espacio Negativo

Instalación de 8 lasers, 24 espejos, 8 perfiles de metal, humo y cableado eléctrico.

2016

En palabras de Friedrich BOLLNOW: "el espacio no es un sistema de relaciones entre las cosas, sino la delimitación, realizada desde el exterior, del volumen ocupado por un objeto. El espacio, es el espacio hueco limitado por una envoltura que le rodea y en el cual dicho objeto cabe perfectamente".

 

Por tanto, los espacios se encerrarían unos dentro de otros en una especie de expansión concéntrica que deriva hacia la pregunta sobre el gran espacio que lo envuelve todo, que todo lo contiene. Consecutivamente no existe el espacio vacío.

 

Se pretende jugar con lo que podríamos llamar el espacio positivo y el espacio negativo. Diluyendo las fronteras entre figura y el espacio que la rodea. Con las líneas se está delimitando un espacio a la vez que se crea una figura.

 

Por otro lado, la exposición de la delimitación de un cubo a base de líneas de luz en un espacio expositivo, conlleva a la concepción conceptual del espectador el cubo como figura, que a pesar de es posible atravesar las líneas, se crean paredes mentales impidiendo al espectador a entrar dentro. El espectador tiene el derecho de poder atravesar esa delimitación espacial, pero en la mayoría de lo casos los espectadores no se atreven a traspasar el cubo por respeto a la figura plástica.

 

Para Heidegger, el espacio es el lugar que ocupan los cuerpos. En este sentido, un cuerpo o cosa tiene lugar si está envuelto por otro cuerpo o cosa, de forma que vemos cosas en el lugar, pero nunca el lugar en sí mismo, si no es por la cosa que contiene. El espacio-lugar constituye así el mundo, en cuanto que lo produce, lo ordena y significa mediante signos de referencia.

 

 

La instalación esta construida por un cubo dentro de otro cubo mayor creado a través de los trazos de varios punteros lasers verdes rebotados en en pequeños espejos circulares colocados en angulos de 90º. En una sala de paredes negras con un poco de humo.

 

Los espejos están colocados sobre estructuras simples de metal a distintas alturas, situadas a la misma distancia para la creación del cubo. El cubo pequeño lo forman 4 perfiles de 1 metros, y el cubo grande 4 perfiles de 2 metros.

 

Cada cubo esta compuesto por 4 punteros lasers y 12 espejos. Los laser están sujetos a la estructura, y los espejos tienen una rótula de tripode de flash, con la cual se pueden girar en diferentes ángulos. Además llevan imán por lo que se pueden mover verticalmente. Un cableado eléctrico es el encargado de llevar corriente a cada laser desde una misma fuente de alimentación.