Geometría Subjetiva

  Óleos sobre madera + mapping.

144x122cm aprox.

2014

El proyecto consta de una serie de seis cuadros que unen a la par pintura y proyecciones, en un soporte de madera con formas poligonales. En cada cuadro, se representa pictóricamente una persona con un fondo blanco.

 

El fondo, está reservado para la proyección de animaciones creadas por programas de 3D. Las animaciones son creadas a través de elementos geométricos que se componen y se desintegran por otras figuras geométricas.

 

La proyección se ejecuta respetando las partes pintadas, formando así una simbiosis de colores pigmento con colores luz en un mismo cuadro.

 

 

Este proyecto, es la constancia de lo óptimo que archiva una persona a nivel social y a nivel artístico durante el transcurso de cuatro años de nuevas experiencias. Estas nuevas experiencias estan provocadas por encuentros azarosos que hacen conectar y desarrollar tanto vínculos afectivos como laborales con otras personas.

 

Es una mirada atrás, una reflexión de lo experimentado para llegar a la consciencia de lo adquirido.

 

De todos esos encuentros, fueron elegidas seis personas, que cada cual, conlleva una maleta llena de experiencias compartidas. De modo que se otorga a cada individuo una vivencia enriquecedora, un aprendizaje o un cambio en el proceso evolutivo, tanto en lo personal, como en su actividad artística.

 

 

A pesar de ser un proyecto muy subjetivo, no se olvida el contexto en el que vivimos, tratando temas como la ambigüedad de la palabra “social” que se está generando con los dispositivos Android y las herramientas de comunicación como WhatsApp, Facebook, Twitter o Skype.

 

Por ello, se analiza la codificación o metamorfosis de las personas por su dependencia con los dispositivos tecnológicos y se pone en duda si el avance hacia lo sumamente tecnológico es un progreso.